Se encuentra usted aquí

Diseño Participativo de Políticas Públicas

Comprende la generación de espacios de deliberación y participación para la incorporación de la población en el proceso de toma de decisiones como componente fundamental de la democracia, con los siguientes beneficios:

 

  • Proporciona información sobre el ambiente social en el que se ejecutarán las políticas públicas;
  • Revela de manera más eficiente las preferencias de la población;
  • Genera aprendizajes sociales e innovación;
  • Fortalece a las instituciones locales;
  • Genera mayor credibilidad y legitimidad;
  • Contribuye a mejorar la eficiencia de las instituciones locales;
  • Genera formación de capital social;
  • Contribuye a la formación y/o fortalecimiento de ciudadanía.

Transversalización de la Perspectiva de Juventudes

Orientar las políticas dirigidas a las juventudes a reducir las desigualdades existentes entre las personas adultas y las jóvenes, para que estas últimas puedan determinar con autonomía lo que quieren, para qué, cómo, dónde y con quiénes lo quieren hacer.

Incorporando este enfoque o perspectiva en la estructura administrativa para la planificación, diseño, implementación y evaluación de las acciones del Gobierno dirigidas a erradicar las inequidades en la distribución u obstáculos en el acceso a los derechos de las Juventudes, así como las desiguales relaciones de poder entre adultos y jóvenes.

Enfoque de Derechos

El enfoque de derechos en las políticas de desarrollo implica el cumplimiento del deber de respetar, proteger y hacer efectivos los derechos humanos y que en tal calidad sus titulares puedan exigir tal respeto, protección y realización, es decir, el ejercicio efectivo de los derechos inherentes.

Sus principios son los de responsabilidad y rendición de cuentas; el de universalidad; no discriminación y equidad; el de procesos participativos de toma de decisiones y el reconocimiento de la interdependencia entre todos los derechos.

 

Construcción de Ciudadanía

La crisis de la representación política y el proceso de agotamiento de la relaciones de subordinación (clientelar, corporativa) de la sociedad frente al Estado hace necesario avanzar hacia la construcción de mecanismos institucionales para generar una Democracia de Ciudadanía que redefina la relación del Estado con sus ciudadanos.

Se identifican tres dimensiones básicas de una participación socialmente activa:

  • El ser parte: búsqueda referida a la identidad, a la pertenencia de los sujetos.
  • El tener parte: referida a la conciencia de los propios deberes y derechos, de las pérdidas y ganancias que están en juego, de lo que se obtiene o no.
  • El tomar parte: referida al logro de la realización de acciones concretas.

Promoción del desarrollo inclusivo de las Juventudes

Debe adoptarse una nueva estrategia que conduzca a un desarrollo inclusivo con equidad creciente, con el fin de superar los efectos no deseables del tipo de economía vigente, esto es, la persistencia de una inaceptable desigualdad de los ingresos, del acceso a los derechos, de los niveles y de la calidad de vida, así como la creciente sensación de exclusión social.

La estrategia de inclusión cuenta con los siguientes ejes rectores:

  • Educación
  • Acceso y Fomento al Empleo
  • Seguridad y Derechos Humanos
  • Salud Sexual y Reproductiva
  • Equidad de Género
  • Cultura, Artes y Humanidades
  • Diversidad
  • Discapacidad
  • Juventud Indígena
  • Innovación, Ciencia y Tecnología
  • Sustentabilidad